Pillan a Carmen Lomana robando en un LiDL

Carmen Lomana despues de comprar un par de
melones en la seccion de "revenidos" del LiDL
El reloj daba las 11 de la mañana cuando los clientes del LiDL de la Avenida de Olla de Soria no podian salir de su asombro y se quedaron perplejos al ver como un flamante Lotus biplaza con puertas mariposa y llantas de aleación de swarovski se daba el ostiazo del siglo en el aparcamiento del LiDL, atropellando y matando del tirón a una cajera del supermercado que estaba recogiendo los carritos, a una vecina del barrio, a un hurón que llevaba consigo de mascota y dejando casi moribundo a un tumor maligno que tenia la señora en el sobaco izquierdo. El conductor del lotus murió minutos más tarde ahogado por la presión ejercida por el airbag en su nariz y la imposibilidad de reclinar el asiento hacia atrás al tratarse de un biplaza.
Momentos más tarde, los clientes del LiDL de la Avenida de Olla, se volvieron a quedar perplejos al ver como una de las cajeras del establecimiento sufría de combustión espontánea mientras pasaba la fregona por la sección de pescadería.
Pero por si no fuera poco, a los pocos minutos de que sus compañeros de trabajo metieran las cenizas de la cajera en una lata vacía de pimientos del piquillo, apareció en el aparcamiento un Seat Panda último modelo en el año 81, que aparcaba justo en la puerta del supermercado. Al abrirse la puerta del Panda, ésta se estampó en la cara de un pobre que estaba arrodillado en la misma puerta del LiDL pidiendo limosna, a quien lo único que le habían dado en dos días era una lata de pimientos del piquillo con algo que el pobre identificó como polvos de colacao en su interior.
De dentro del Panda salió una figura femenina, y otra un tanto ambigua que se parecía a Carmen Lomana. Fue el vestido channel con lentejuelas de marca y las zapatillas de andar por casa de cachemir con tacones de aguja lo que hizo que las cajeras que quedaban vivas en el supermercado se dieran cuenta de que el vestido channel que llevaba Carmen Lomana no le pegaba nada con el bolso de terciopelo depilado que ésta había elegido para vestir un martes por la mañana, y es que hasta una cajera del LiDL sabe que los martes no se llevan las lentejuelas de marca para ir a hacer la compra.


Como cualquier otro cliente que va al LiDL, Carmen Lomana se puso una pinza en la nariz para evitar los hedores al pasar por la sección de charcutería y, como cualquier otro cliente, después de tropezar un par de veces con las cajas vacías que te encuentras por el suelo, empezó a realizar su compra del día.
Comenzando por la sección de limpieza, Carmen la pasó de largo debido a su incapacidad a la hora de distinguir entre una botella de suavizante y una de absolut de sabores. De la sección de refrescos, también pasó de largo. Fue en la sección de refrigerados donde la reina del Burguer King se puso las botas, pues ya tenía los pies hechos polvo de las zapatillas de cachemir de andar por casa con tacón de aguja. Una vez hecho el cambio de calzado, Carmen Lomana preguntó por los palitos de merluza a una de las cajeras que quedaban vivas. La cajera, que sufría episodios de esquizofrenia debido a la inseguridad en el trabajo a la que estaba sometida últimamente, llevó a Carmen hasta los palitos. Entonces la cajera reconoció a Carmen y no pudo resistir preguntarle:
- esos pendientes de cristal que llevas… son de swarovski?- a lo que Carmen respondió –no, son climalit; mucho más baratos y encima protegen el cerumen del orejo de humedades y aíslan del frío a los pelos que tengo en la trompa de falopio.-
-que coincidencia! –exclamó la cajera- mi novio también tiene pelos en el Falopio, hasta que una vez le pegué cucañas y tuvo que depilarse. Desde entonces solo follamos con extraños, así no corremos el riesgo de pegarnos nada entre nosotros!-.


Todo parecía una conversación de lo más normal entre Carmen y la cajera viva, hasta que la cajera se movió repentinamente de sitio para esquivar un piano que caía directo a su cabeza justo en ese momento. Al reincorporarse, ésta se percató de que Carmen había introducido algo en su bolso de terciopelo depilado, lo cual la hizo recapacitar sobre si era buena idea o no follar con otros dentro de su relación de pareja, sobre todo ahora que su novio ya no tenía pelos en el Falopio.


Carmen dejó a la cajera todavía viva y pensativa mientras siguió su tour por el LiDL hasta que su carrito se cruzó con el carrito del tumor de la vecina que había perdido la vida minutos antes en el accidente del Lotus. Carmen no pudo evitar fijarse en el tumor, quien por cierto, era muy atractivo y tenia ese aire aristocrático que hace que las bragas de Carmen se hagan cava cosecha especial del 84, año en el que Carmen tuvo su ultimo movimiento sísmico vaginal.
Hubo un intenso cruce de miradas, y es que, el atractivo tumor tenía un enorme parecido con su último marido, ese millonario que, según el informe policial, no tenía brazos y murió suicidándose en la noche de bodas de un disparo en la sien dejando una nota suicida firmada de su puño y letra.


…continuará…


SIGUE ESTE BLOG PARA:
Leer la noticia sobre los disturbios y asesinatos ocurridos durante la noche de las cajeras zombies.
SIGUE ESTE BLOG PARA:
Saber cual es el desenlace entre Carmen Lomana y el tumor de la vecina.
SIGUE ESTE BLOG PARA:
Saber que pasará cuando Carmen Lomana se encuentre con Dinio en la sección de frescos.

Y si te has echado unas risas con este artículo, COMPARTELO CON TUS COLEGAS y envíales un link. Hazte distribuidor de carcajadas!

......k.o.t.x.e.l.u

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada